Ruta de navegación

MX Blog Home

Blog Consejos de Carrera
Consulta los consejos profesionales escritos por nuestros expertos.

Blogs

Lifestyle hacks: consejos para aumentar la concentración, productividad, energía y alegría

Mientras concilias tu carga de trabajo, quizás con el estrés añadido de tener que crear un estándar de trabajo híbrido trabajando en casa o en la oficina, tú dirías: ¿Si yo tuviera dos horas más al día?

Crear un equilibrio entre las horas dedicadas a diferentes entornos de trabajo y hacer cosas solo para ti puede parecer imposible, mientras que el hecho de intentar conseguirlo puede dejarte sin energía. Además, en el fondo sientes que eres improductivo a pesar de las largas horas que dedicas, así que esa voz en tu cabeza  que te dice que aplazas mucho las cosas, dejándote no solo cansado sino también desmoralizado.

Si buscas en Internet 'consejos de productividad', descubrirás que ser productivo, o 'fluir al máximo', se reduce a muchas cosas, entre ellas:

  • La importancia de la gestión de energía
  • Impulsores de energía cognitiva, física y sensorial
  • Estar centrado y cambiar tu mentalidad
  • Consejos de productividad de flujo de trabajo

Con esto en mente, compartimos nuestros principales consejos sobre el estilo de vida - las llamadas lifestyle hacks - para ayudarte a aumentar la concentración, la productividad, la energía y la alegría.

4 lifestyle hacks para adoptar en tu vida diaria

1. Mejorar tus niveles de energía a través de dietas saludables

 

En 2019, más de 100 millones de estadounidenses (1 de cada 3) citaron la depresión como un problema.

Las causas de la enfermedad son muchas y pueden comprometer en tu concentración, energía y alegría. Sin embargo, algunas de estas causas pueden ser físicas y hay que estar atento a ellas:

  • Carencia de vitamina D;
  • Carencia de Ácido Fólico;
  • Carencia de vitamina B12;
  • Intolerancia al gluten;
  • Desequilibrios hormonales;
  • Grasas omega 6 de aceites procesados.

Una dieta alta en azúcar y almidón y baja en grasas es extremadamente perjudicial. Al cerebro le encantan las grasas saturadas. ¡No se llaman de ácidos grasos esenciales para nada!

Para una nutrición óptima, necesitas incluir alimentos integrales, alimentos vegetales, grasas saludables, grasas Omega 3 (aguacates, nueces, semillas), proteínas animales alimentadas con pasto o proteínas naturales que aporten aminoácidos, y buenos aceites (por ejemplo, de coco).

Parece que el agua nos atrae de forma natural, quizá porque el 97% de nuestro cuerpo está formado por ella.

El agua es esencial, pero pocas personas beben lo suficiente, lo que conduce a la deshidratación. Antes de sentir sed, experimentarás muchos signos que son menos perceptibles. Esto incluye letargo, falta de concentración y menor tolerancia al estrés.

Bebe una media de 8 a 10 vasos de agua al día. Empieza a sustituir otras bebidas (por ejemplo, té y café) por agua durante el día. No tomes cafeína después del almuerzo, ya que esto afectará negativamente a tu sueño. Las bebidas dietéticas deben evitarse por completo, ya que contienen aditivos que el cuerpo se esfuerza por eliminar.

A veces confundimos el hambre con la sed. Beber un gran vaso de agua media hora antes de comer disminuye el apetito, pero no lo bebas con la comida. Esto diluirá las enzimas digestivas naturales de tu boca y ralentizará la digestión. Si te aburre el agua, prueba las infusiones.

2. Ejercicio para una mayor concentración

Nuestros cuerpos fueron diseñados para moverse, y ahora no nos movemos lo suficiente. Asegúrate de moverte cada hora, estirando o caminando, y añade algo de ejercicio a tu rutina diaria. Si realmente sientes que tu cabeza está en un torniquete, consigue un poco de oxígeno en tu sistema rápidamente buscando un espacio privado, estirándote y bostezando deliberadamente durante uno o dos minutos.

Uno de los obstáculos más comunes para las personas que reservan tiempo para hacer ejercicio es que simplemente no se sienten lo suficientemente motivadas para hacerlo. Tienes que averiguar la razón de esto:

  1. Escribe todas las razones personales por las que te gustaría verte bien y sentirte mejor con el ejercicio.
  2. Ahora escribe todas las posibles consecuencias de no hacer ejercicio.
  3. Tómate un momento para pensar en cómo te hará sentir mejorar y estar más sano.
  4. Ahora tómate un momento para escribir cómo los resultados de no hacer ejercicio te harán sentir.
  5. A continuación, descubre cómo puedes hacer que el ejercicio sea divertido.

Además de estos consejos, debemos recordarte que el seguimiento de tu progreso en el ejercicio también es clave. Y lo que es más importante, anota tus niveles de energía en algunos momentos del día (escala del 1 al 10) y registra los cambios.

3. Recárgate de energía durante el sueño

El sueño permite que tu cerebro se relaje e integre tu día. Elimina el estrés, ayuda al aprendizaje y encuentra respuestas a los problemas. Cuando duermes, tu cuerpo se relaja suavemente y se calma, tu ritmo cardíaco se ralentiza y tu temperatura corporal desciende al liberar tensiones y bajar la guardia.

No dormir lo necesario afectará a tu salud física y mental, así como a cualquier medida para aumentar la concentración en el trabajo. También puedes aumentar el estrés y la ansiedad y tener un efecto negativo en tu estado de ánimo y en tu capacidad de concentración y productividad.

Para asegurar una buena noche de sueño:

  • Prepara tu habitación para dormir (oscura y tranquila);
  • Elimina el mayor número posible de dispositivos digitales;
  • Ten una cama limpia y cómoda;
  • Prepara tu mente para el cierre mediante un ritmo de sueño regular - acuéstate y levántate aproximadamente a la misma hora todos los días, asociando tu cama con el sueño (¡no con la televisión, la comida o el trabajo!);
  • Prepara tu cuerpo para la calma (evita el alcohol, la cafeína, los cigarrillos, la comida en las horas previas a la hora de acostarse. Evita los deportes intensos en las horas previas a la hora de acostarse. Haz una desintoxicación mental antes de acostarte escribiendo todo lo que te ronda por la cabeza y luego deja esa lista a un lado);
  • Utiliza el hack de reunión de directoria de 12 horas. Si te despiertas a las 2 de la mañana con algo en mente, escríbelo inmediatamente y díselo a tu subconsciente: "Gracias por eso. Voy a programar una reunión del consejo conmigo mismo dentro de 12h a las 14h, cuando esté completamente despierto y pueda manejarlo bien".

A continuación, prepárate para el amanecer con un vaso de agua junto a tu cama, que podrás beber para rehidratar tu cuerpo cuando te despiertes. Además, despiértate con una alarma agradable o música relajante, medita o haz una afirmación matutina dando la bienvenida al día y encontrando diez cosas por las que estar agradecido.Hasta aquí todo bien.

4. Mayor concentración y productividad en el trabajo

Ahora estás en el trabajo, hidratado, habiendo dormido bien y comido sabiamente y, todavía, te encuentras con que cuando el día se vuelve más intenso y estás a punto de hacer "la cosa" suena el teléfono. Y, entonces, solo después recuerdas que "la cosa" nunca se hizo.

La mayoría de los trabajadores se pasan el día haciendo malabarismos con docenas de tareas y proyectos a la vez, mientras son constantemente bombardeados por otros. Sin una forma eficaz de priorizar, editar y almacenar todas estas tareas, estas permanecen literalmente "en tu mente", creando una opresión de pensamientos turbulentos.

Esto, a su vez - a pesar de tus mejores hacks de productividad - te dificulta mantener la concentración y te hace incapaz de concentrarte por completo en el trabajo que tienes entre manos, o una tarea que casi puedes terminar en un solo día, cuando en realidad te pasas todo el día haciéndola y cuando llega el final del día, solo quieres desconectar y olvidarte de todo.

Todas las tareas inconclusas que giran alrededor de tu cabeza, son, según el filósofo Matt Serna: "ciclos abiertos", y tu cerebro te lo recordará constantemente, lo quieras o no. Esto es preocupante; no puedes esperar una mayor concentración cuando pensamientos como "acuérdate de desparasitar al gato" siguen entrometiéndose.

De hecho, según "el efecto Zeigarnik", la mente tiene una tendencia natural a volver a las tareas incompletas. Es producto de los "ciclos abiertos" que impiden que tu mente haga su trabajo con eficacia, distrayéndote con otras tareas y asuntos no resueltos. Tu mente seguirá inundada de estos recordatorios inútiles hasta el final de la noche (impidiéndote desconectar el sueño en casa) y luego se entrometerá en tu sueño, provocando un mayor agotamiento y sobrecarga mental.

La solución es cerrar los loops. Elimina la carga cognitiva de tener que decidir qué hacer y cuándo con algunas sencillas herramientas de organización de tareas. Esto puede incluir el día a día:

  • Un simple trozo de papel con todas tus tareas escritas;
  • Analizar todas las tareas y elementos que tienes y resaltarlos con un marcador rojo, amarillo o verde y (sistema RAG); donde rojo = urgente, amarillo = importante pero no urgente y verde = no necesita hacerse ahora.
  • Un método sencillo para priorizar las tareas, como la Matriz de Eisenhower.

Luego, cada semana, crea una lista de control de cierre de loop, teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • Tareas que ya no son necesarias y pueden ser eliminadas;
  • Acciones que no son necesarias en este momento, pero sobre las que puede ser necesario hacer algo más adelante. Para ello, un consejo es crear un archivo "en espera de respuesta" y analizarlo semanalmente;
  • Información que puedes necesitar más adelante, como el presupuesto de un proyecto que piensas realizar. Recuerda poner esta información en el archivo de referencia correcto.
  • Si todavía tienes que realizar la acción o si necesitas más información para prepararla, crea un tablero de proyecto compartido utilizando el sistema de tu empresa. A continuación, ten una lista maestra de proyectos (con proyectos que van desde: completar mi curso en línea, pagar el fin de semana fuera, etc.);
  • Si se trata de una acción puntual y no urgente, anótala en tu calendario con un plan específico de hora y fecha para hacerla.

Esto puede extenderse a todas las series que has descargado y nunca has visto. Bórralos o tómate el tiempo de verlos. Al ver el tercer episodio de tu serie favorita, ¡puedes llamarlo buena salud mental!

Por último, no pasa nada por tener una lista de 'Decidir no decidir ahora' o 'Algún día' para todos los sueños o planes futuros que no hagas. Con tu energía renovada y un mayor enfoque, esos planes llegarán a la cima de tu lista antes de lo que te atreviste a esperar.

00

popular blog mexico

BLOGS MÁS LEÍDOS

#1  La Técnica Star: respuestas efectivas en una entrevista

Entrevista | 8 min
 

#2  Consejos para tener una entrevista telefónica perfecta

Entrevista | 7 min
 
 

#3  10 consejos para elaborar una hoja de vida

HV | 9 min
 
 

Bucar empleo

Encuentre tu trabajo aquí o contacta uno de nuestros consultores.