¿Quiéres aplicar para un nuevo trabajo?
Sigue estos 4 pasos para tener éxito

Aplicar para nuevas oportunidades laborales puede ser una tarea que requiere de mucho tiempo, dedicación, concentración y enfoque, y que se extiende a los detalles aparentemente menores, por ejemplo, verificar dos veces cada elemento para encontrar posibles errores ortográficos, gramaticales y de formateo. Descuidar esta etapa vital de tu solicitud y enviar un currículum lleno de errores podría evitar que te inviten a una entrevista, sin importar cuán calificado estés para el puesto. Este escenario es completamente evitable: aquí hay 4 pasos simples que puede seguir:

1) Errores ortográficos y gramaticales: Con toda la tecnología y software disponibles en la actualidad, es inexcusable. Entonces, antes de enviar tu currículum y carta de presentación:

• Usa el corrector ortográfico en tu computadora (asegúrate de que esté configurado en el idioma correcto).

• Imprime tu currículum y / o carta de presentación, te resultará más fácil detectar errores.

• Lee tu currículum en voz alta, nuevamente esto resaltará cualquier error evidente.

• Lee tu currículum al revés; puede sonar extraño, pero esta es una forma comprobada de detectar errores.

• Pídele a un amigo o familiar que lea los documentos.

• Utiliza software gratuito en línea como Grammarly, Slick Write o Paper Rater para ayudarte a detectar cualquier error gramatical.

2) Falta de consistencia: Asegúrate de ser coherente en el uso de abreviaturas y mayúsculas:

• Siempre hay un amplio margen para las inconsistencias en las solicitudes de empleo, debido a la frecuencia de los nombres propios, como títulos de trabajo, nombres de empresas y cursos de capacitación. Por ejemplo, a veces un candidato capitalizará el título de su trabajo en el contexto incorrecto, o usará una abreviatura para referirse a su compañía en una instancia, pero no en otra.

• Utiliza constantemente la misma fuente y tamaño en toda la solicitud; lo mismo ocurre con las copias en negrita y cursiva.

• No cambies de escribir en primera persona, a la tercera persona, y viceversa. Escribe en primera persona a lo largo

• Asegúrate de mantener un tono profesional en todo momento. Evita usar un tono casual.

3) La aplicación o solicitud está mal formulada: Este punto resulta, a menudo, uno de los primeros elementos que notará un reclutador. Aquí te mostramos cómo dar la mejor primera impresión posible:

• Mantén a tu lector en mente; tu solicitud debe ser lo más fácil de leer posible. Por lo tanto, evita párrafos largos.

• Evita usar logotipos e imágenes en tu CV, no solo no son necesarios, sino que pueden dar como resultado un CV mal formulado.

• Simplicidad: evita la tentación de dejarte llevar por los fondos, bordes o imágenes prediseñadas.

• Si usas Word, aleja el documento para obtener una vista más clara del formato

• Si tu currículum es de más de una página, asegúrate de que las transiciones de tu página sean correctas. Por ejemplo, evita enumerar un trabajo al final de la primera página, que luego lleva a la segunda página.

• Una vez que estés satisfecho con el formato, intenta convertir el documento a PDF, lo que debería garantizar que el formato se mantenga como lo esperas.

4) La aplicación o solicitud no es fácil de leer: Esto es particularmente importante si un correo electrónico y / o una carta de presentación son parte de su solicitud de empleo. Tómate el tiempo para verificar lo siguiente:

• ¿Tu historia escrita tiene sentido para el lector?

• Léelo en voz alta para tener una idea de las oraciones difíciles de comprender. Leer en voz alta también debería ayudarte a marcar las palabras que se usan en exceso en un párrafo u oración en particular. Al seguir los pasos anteriores, brindarás una imagen de profesional detallista, lo que hace aún más probable que te soliciten para una entrevista de trabajo.

Regresar al menú principal

Potencializa tu carrera