4 maneras de utilizar la teoría NUDGE
Un impulso hacia una mayor eficiencia y bienestar de tus colaboradores

4 maneras de utilizar la teoría NUDGE

De acuerdo con la reciente publicación Hays Journal 16, publicación semestral que analiza las principales tendencias del mercado laboral global, Los seres humanos son propensos a tomar decisiones irracionales basadas en sesgos profundos. Pero… ¿puede la implementación de la teoría “nudge” aprovechar esas influencias para ayudar a impulsar el bienestar y la productividad de los colaboradores en el lugar de trabajo?

A todos nos gusta pensar en nosotros mismos como los maestros de nuestro propio destino al tomar decisiones independientes. ¿Pero es éste realmente el caso? Según los expertos en psicología, tomamos algunas decisiones utilizando un piloto automático subconsciente que no tiene nada que ver con pensar las cosas de forma lógica. Muchas veces, nos inclinamos a tomar decisiones en base a factores como la presión de los compañeros, el miedo o una aversión a la sobrecarga de información.

La Teoría “nudge” fue destacada por primera vez en 2008 por Richard H. Thaler y Cass R Sunstein en su libro “Nudge: Mejorar las decisiones sobre salud, riqueza y felicidad”.

Entendiendo lo irracional

Al hacer pequeños ajustes en la forma en que se presentan las opciones a los individuos, la teoría “nudge” se conecta deliberadamente con los procesos irracionales de la toma de decisiones de los humanos para ayudar a dirigir a las personas hacia las opciones que los beneficiarán.

El economista del comportamiento Jordan Birnbaum explica que la razón subyacente de nuestras elecciones irracionales es la tendencia a tomar atajos. Él dice: “El libro de Daniel Kahneman, ‘Pensando, rápido y lento’, describe dos tipos de pensamientos en los que todos nos involucramos. Uno es rápido, emocional, impulsivo e intuitivo. El sistema dos es lento, reflexivo, lógico, reflexivo. La mayoría de nosotros nos quedamos con el sistema uno. No es perezoso, es energéticamente eficiente. Si utilizas el sistema dos para cada decisión, estarás agotado".

La teoría “nudge” ha ganado apoyo en los niveles más altos. En el Reino Unido, el equipo de información sobre el comportamiento del gobierno, o la “Unidad nudge”, tal y como fue apodado, envió recordatorios de facturas de impuestos que se modificaron para incluir una línea que informa al receptor que nueve de cada 10 personas pagaron sus impuestos a tiempo. Este programa de pequeños cambios, aprovechando el poder de la influencia de pares, logró que se pagaran £ 210 millones en impuestos vencidos al departamento de tesorería.

Con este tipo de resultado, no es de extrañar que los profesionales de recursos humanos estén considerando dar impulsos para influir en las opciones que podrían beneficiar a los empleados y las organizaciones para las que trabajan. Las principales compañías de Silicon Valley fueron de las primeras en aplicar la teoría “nudge” para aumentar la productividad y la felicidad de sus empleados. Birnbaum cree que otras compañías seguirán su ejemplo. "Hay infinitas aplicaciones que aprovechan nuestra irracionalidad incorporada", dice. “Tomemos, por ejemplo, el hecho de que los humanos están dos veces más motivados para evitar pérdidas que para obtener ganancias. Entonces, si se pierde US $ 20, esa experiencia es el doble de poderosa que ganar US $ 20”.

“Ahora, Recursos Humanos está alentando a los gerentes a desarrollar sus habilidades de liderazgo. Podrían decirles que piensen en los avances de la carrera que podrían obtener al mejorar como líderes. O bien, podrían hablar sobre lo que pueden perder si no mejoran en su área. Cambiar un par de palabras hace que el segundo enfoque sea dos veces más motivador debido a lo que sabemos sobre la psique humana", explica Birnbaum.

Una perspectiva saludable

Los profesionales de recursos humanos también pueden usar esta teoría para ayudar al personal a tomar mejores decisiones financieras. Duncan Brown, del Instituto de Estudios del Empleo, dirigió un proyecto que examinó los conocimientos conductuales y descubrió que las personas se desaniman con demasiada información - "sobrecarga cognitiva"-. Ofrecer a los empleados menos opciones y más simples puede superar esta situación.

Otra área específica en la que los profesionales de recursos humanos podrían hacer uso de esta teoría es abordar la equidad de género. Dorothy Dalton, Directora Ejecutiva de 3Plus International, una firma de consultoría de recursos humanos que brinda servicios especializados para atraer, retener y promover el talento femenino, dice: “El lenguaje y el comportamiento de los negocios, así como las definiciones de éxito corporativo, tienden a tener un código masculino. Por lo tanto, es importante incluir fotos y testimonios de empleadas, especialmente aquellas que trabajan fuera de las funciones femeninas estereotipadas, para enviar señales más positivas. También añade: "Mostrar los perfiles y los éxitos de las mujeres como embajadoras de la marca es solo un empujón que ayuda a superar el sesgo inconsciente de que el liderazgo es una actividad masculina".

Los profesionales de recursos humanos también pueden empujar al personal hacia un estilo de vida más saludable. Ruth Tongue y Lucy Faulks de Elevate, una compañía que ayuda a las organizaciones a mejorar el bienestar de su fuerza laboral, señalan que, el 50 por ciento de los trabajadores del Reino Unido han experimentado ansiedad o agotamiento en su trabajo actual, lo que lleva a sentimientos de desmotivación y desconexión. “Ya sea para poner fruta en las áreas comunes o para ofrecer membresías de gimnasio, siempre se puede hacer más para abordar estos problemas. Si bien todos los empleados deben ser libres para tomar sus propias decisiones, darles una mano invisible para que sean más saludables puede ser algo bueno”, comentan.

Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones, algunos empleados encontrarán que la teoría “nudge” es intrusiva o condescendiente, mientras que otros se preguntarán si los empleadores deberían participar en influir en la toma de decisiones. Tilleard informa que un diseño cuidadoso es clave, con una "comprensión profunda del contexto". Y, si es posible, deben implementarse en conjunto con el público objetivo Como la mayoría de los expertos en este campo, Philip Ebert, profesor titular de la Universidad de Stirling y coautor de un artículo sobre esta teoría, señala que las organizaciones siempre han influido en la toma de decisiones de los empleados. “Si bien creo que, en general, los nudging están aquí para quedarse, sin duda habrá ciertos usos que no son aceptables. Hay debates difíciles y complejos", aclara Ebert.

Aprovechar el subconsciente

La teoría “nudge” aprovecha los sesgos irracionales que influyen inconscientemente en la toma de decisiones humanas. Éstos incluyen:

• La presión / influencia de los compañeros: las personas a menudo eligen una acción porque creen que todos los demás lo están haciendo

• Miedo a perder: este rasgo humano tiene un impacto poderoso en nuestras elecciones.

• Sobrecarga cognitiva: menos opciones y más simples facilitan la toma de decisiones.

• Mantener el Status Quo: la tendencia a elegir una opción predeterminada en lugar de elegir activamente una alternativa.

Potencializa tu carrera