La inteligencia artificial podría mejorar la productividad de los trabajadores
Hays Journal 16

540x300_AIProduct trabajadores.jpg

De acuerdo con la reciente publicación Hays Journal 16, publicación semestral que analiza las principales tendencias del mercado laboral global, la Inteligencia Artificial (IA) podría proporcionar un impulso a la productividad de la fuerza laboral. Sin embargo, las organizaciones necesitan desarrollar la confianza de sus colaboradores en estas tecnologías y capacitarlos para que cuenten con las habilidades adecuadas si quieren aprovechar al máximo los beneficios de negocio que conlleva la implementación del IA.

El análisis de PwC sugiere que la IA podría contribuir con US $15.7 billones de dólares a la economía global en 2030, con US $6.6 billones de dólares de esta cifra proveniente de una mayor productividad. Se espera que estas ganancias provengan de la automatización de los procesos. Además. El último informe Índice Global de Habilidades 2018 de Hays destacó el impacto negativo económico causado por los bajos niveles de productividad global que se han estancado desde hace una década a causa de la crisis financiera. La investigación indicó que muchos países están atrapados en un débil crecimiento de la productividad que ha llevado a una reducción de la inversión en mano de obra y capital.

En este contexto, ya existen ejemplos donde la IA está comenzando a tener un impacto positivo en la productividad. En la publicación Hays Journal 16 se destaca que los gestores de fondos de inversión están utilizando la IA para rastrear noticias en los medios de comunicación o en redes sociales sobre compañías particulares con el fin de recopilar información importante que podría afectar los precios de las acciones. Por otro lado, los médicos están probando un sistema de IA que realiza un diagnóstico inicial de los pacientes para determinar qué persona requiere atención primaria más rápidamente.

IA impulsa la demanda de más profesionales altamente calificados

Si bien es probable que algunas posiciones operativas sean asumidas por las máquinas, la IA también está creando la necesidad de profesionales más especializados. Joanna Bryson, profesora asociada de Inteligencia Artificial en la Universidad de Bath, comenta acerca de un banco que ya utiliza chatbots para atender las consultas básicas de los clientes: "Muchas personas pensarían que esto reduciría la cantidad de personas del área de servicio al cliente, pero fue el caso contrario. Los clientes se sintieron más comprometidos y terminaron contactando al banco una cantidad de veces más elevada. Esta situación provocó la contratación de más personal ya que los chatbots solamente pueden resolver asuntos de fácil solución”.

Los departamentos de Recursos Humanos deben generar confianza y eliminar los temores.

Si bien la IA hará que algunos trabajos sean más fáciles, también puede aumentar los temores sobre la seguridad profesional dentro de la fuerza laboral. Sin embargo, un estudio de 2018 titulado: “Is automation labor displacing? Productivity growth, employment, and the labor share” de David Autor y Anna Salomons encontraron que la IA ha tenido un efecto positivo en el empleo.

Según Hays, los departamentos de Recursos Humanos tendrán que respaldar la implementación de la Inteligencia Artificial y garantizar que se use de manera responsable, al tiempo que mitigan la sensación de que es una amenaza para los profesionales. Parte de esto implicará hablar sobre las razones detrás de la implementación, y explicar cómo puede ayudar a las personas a realizar su trabajo de forma más eficiente y potencialmente desarrollar su carrera.

Owen Tebbutt, Director de Marketing en Transformación Cognitiva de Procesos, para IBM Global Business Services, dice: “Cuanto más abierta pueda estar una organización acerca de por qué y dónde utiliza estas tecnologías, menos empleados estarán preocupados. Tiene que basarse en la idea del empoderamiento. No está ahí para reemplazar trabajos, sino para hacer que las funciones sean más impactantes, agradables y productivas. Recursos Humanos debe ser muy positivo con respecto a lo que esta tecnología puede hacer para que las personas sean más productivas y felices".

A largo plazo, no cabe duda de que la IA desempeñará un papel aún más importante en la forma en que se crean y se ejecutan las organizaciones en los próximos años. Un ser humano es capaz de asimilar muchas cosas, sin embargo, necesitará asistencia para analizar datos, y esa es el área más grande donde la IA puede ayudar a las organizaciones o personas.

Según Hays, esto solamente es posible si los empleadores están abiertos a la introducción de la IA y ofrezcan capacitación a sus colaboradores.

Regresar al menú principal