¿Sufres porque no quieres regresar al trabajo después de las vacaciones?
Quizás es momento de un cambio.....

540x300_vacaciones1

Todos los colaboradores - sin excepción - necesitamos tomar vacaciones, alejarnos del bullicio laboral y pasar un par de semanas en la playa. Y aunque a algunos profesionales les agrada la idea de volver a la oficina sintiéndose renovados, relajados y felices, hay personas que desearían no regresar y les pesa la sola idea de volver a actividades laborales. Si esto te pasa a menudo, quizá es tiempo de cambiar de trabajo, y empezar una nueva aventura profesional.

Pasaste al “modo vacaciones” antes de que realmente te fueras

En las semanas previas a tus vacaciones, ya te imaginabas en la playa haciendo todas las actividades divertidas que habías planeado. Por supuesto, es natural sentirse emocionado, pero hay una diferencia entre eso y dejar que tu rendimiento disminuya notablemente, o incluso abandonaste el proyecto que tenias iniciado y no dejaste reportes de tus avances antes de irte. Si es así, esto es una señal de que estabas tan desesperado por alejarte de tu trabajo actual que decidiste entrar en modo vacaciones incluso antes de que te fueras. Esta es solo una de las señales que indica que puedes estar desconectado de tu función, y tal vez es hora de encontrar un trabajo con el que te sientas más conectado.

No hablaste de trabajo

Es posible que hayas pensado en tu trabajo mientas vacacionabas, e hiciste un esfuerzo adicional para no hablar de ello con los demás. Obviamente, las personas no hablan sobre el trabajo tanto como de costumbre cuando están de vacaciones, pero a veces simplemente aparece en la conversación con tus amigos. Sin embargo, evitaste el tema por completo. ¿Por qué? Porque quieres fingir que el trabajo no existe en este momento. Hablar de eso lo convierte en algo real, algo a lo que tienes que volver.

No deseabas volver al trabajo

A medida que tus vacaciones llegaban a su fin, ¿te diste cuenta que no querías regresar a tu oficina? ¿Ni siquiera para terminar el proyecto que estabas disfrutando, o para volver a saludar a tus colegas y que ahora son tus amigos? La fría y dura realidad es que te atormentaste y no pudiste encontrar ninguna razón para sentirte complacido por volver al trabajo. Este es el signo más claro de que es hora de cambiar de trabajo y empezar a buscar algo que realmente te apasione.

Cuando vuelves, es como si nunca hubieras estado lejos

Tan pronto como regresaste, ¿sentiste que nunca habías estado de vacaciones? Lo único que es diferente es que tienes un caso paralizante de tristeza después de las vacaciones, incluso después de unos días de estar de vuelta en la oficina. Si tus vacaciones se sienten como un recuerdo lejano, y te sientes tan estresado ahora – tanto como antes de irte de vacaciones - entonces esto es lo que debes hacer:

• Dedica tiempo y considera qué tipo de trabajo te haría feliz

• Actualiza tu CV, agrega todas tus habilidades y logros recientes y adáptalo a tu rol ideal

• Comienza tu búsqueda de trabajo, mantente organizado, discreto y motivado

• Reúnete con un reclutador que te pueda ayudar durante tu búsqueda de empleo

• Mejora tus habilidades para las futuras entrevistas

Volver al menú principal