Autores

Después de una entrevista de trabajo…
¡Lo mejor y peor durante un proceso de selección!

Interview530x300

Después de que un candidato tuvo una entrevista de trabajo puede que hayan pasado 2 horas o dos días y probablemente, si la posición es de mucho interés para la persona, puede estar al lado del teléfono esperando que suene con buenas noticias. Ante este panorama, los profesionales puede que se apresuren y hagan movimientos impredecibles. Algunos demostrando pro actividad y cortesía, por ejemplo, mandando un correo de agradecimiento. Y otros, puede ser que emprendan acciones que no son tan recomendables para su proceso de selección.

Ante esta situación, Hays México proporciona algunas recomendaciones sobre qué deberían hacer y no después de una entrevista de trabajo:

QUE SÍ HACER

1) Habla con tu entrevistador directamente después de una entrevista: Llama a tu entrevistador lo más pronto posible y recibe un feedbak sobre cómo piensa que se desarrolló la entrevista. Antes de comenzar, determina si el reclutador te llamará o tú te debes comunicar con ellos. Reitera tu entusiasmo por el puesto. Además, es una buena oportunidad para aclarar algunas dudas que tengas acerca del puesto del empleador. Si las políticas de la empresa lo permiten, trata de obtener una idea del tiempo que tardan en dar respuesta. Al ser proactivo y comunicativo con tu reclutador, estarás presente en su mente y demostrarás al empleador que te tomas en serio ese posible puesto de trabajo.

2) Haz seguimiento con un email de agradecimiento: Si has estado en contacto directo con el entrevistador en algún punto, envíale un correo de agradecimiento por su tiempo. Úsalo como una oportunidad para reiterar tu interés en el puesto. Si no has tenido contacto directo con los reclutadores desde la entrevista, cuando hables con ellos, hazle saber que te gustaría enviarle un email, y pídeles que lo re envíen directamente al empleador. Es recomendable hacer esto rápidamente para que los reclutadores y las empresas te tengan en cuenta y sepan lo entusiasta que eres.

3) Da un aviso a tus referencias: Las personas de referencia de anteriores empleos que introduciste en las aplicaciones de los puestos de trabajo deberían estar advertidas que están siendo usadas como tal, recuérdales políticamente que estén atentos. Agradéceles luego de que hayan hablado con la empresa entrevistadora.

QUE NO HACER

1) No te conectes con los entrevistadores a través de LinkedIn.: Enviar un correo de agradecimiento es aceptable, sin embargo, no es recomendable contactarlos por LinkedIn. ¿Por qué? Porque comunica un nivel de familiaridad que no existe. LinkedIn, solo debe servir para obtener más información acerca de la empresa.

2) No pierdas el rastro de quien te ha entrevistado: si estás activamente buscando trabajo, has sido entrevistado o te tienen en consideración para varios puestos en diversas compañías, es muy probable que pierdas el hilo de las personas con quien te has reunido, dónde y cuándo. Debes tener claro que no hay nada peor que responder a una llamada hablando sobre la compañía equivocada o sobre la posición incorrecta. Esto demuestra la falta de atención a los detalles y falta de organización de tu parte. Elabora una hoja de cálculo con los nombres de las compañías, entrevistadores y el puesto de trabajo al que aplicaste. Asegúrate de mantener esto actualizado, así puedes saber dónde estás en el proceso de aplicación en cada empresa, siempre revisa esa lista antes de atender el teléfono o enviar un email.

3) No canceles tu búsqueda de trabajo: A pesar de que te haya ido bien en las entrevistas, no canceles las otras que tengas agendadas o en proceso. Piensa acerca de lo que hace a tu última entrevista tan interesante y úsalo como elemento clave para buscar puestos similares.

4) No debes ser tan obvio: solo porque una nueva oportunidad laboral pueda surgir en un espacio de tiempo corto, no significa que debas desmejorar tu desempeño en el empleo actual. Se consciente y discreto, no revises siempre tu teléfono frente a tu jefe, es importante mantener una buena reputación y relación con la compañía. No sabes cuánto tiempo estarás trabajando allí, incluso si te han ofrecido un cargo, nunca sabrás cuando necesitarás de esas personas en el futuro.

5) No cortes los lazos: Si no tienes éxito en las entrevistas, no pierdas la esperanza y tampoco rompas los lazos con tus reclutadores. Agradéceles por su apoyo, obtén toda la retroalimentación posible sobre el por qué no lograste obtener el puesto. Asegúrate de tomar todo esto en cuenta para los próximos procesos de selección. No termines la relación en este punto. Tu reclutador es un aliado valioso para tu búsqueda de trabajo, y es importante que ellos te conozcan y sepan que estás buscando para tu carrera. Trabaja construyendo tu perfil profesional en conjunto.

Finalmente, esperamos que estos datos hayan aclarado las cosas que puedes hacer después de una entrevista. Recuerda que los reclutadores serán la primera línea de comunicación entre tú y la empresa. Mantente positivo, profesional y te aseguramos que encontrarás, antes de tiempo, tu puesto de trabajo ideal para desarrollar tu carrera hacia el éxito profesional.

 

Regresar al menú principal

Últimos Artículos del Blog