¿No has buscado trabajo en mucho tiempo?
4 puntos para superar tus miedos

Miedos trabajo540x300

En algún momento de nuestras carreras, todos comenzamos a sentir que podría ser el momento dejar nuestro puesto actual de trabajo y asumir un nuevo desafío. Quizás has estado en la misma posición durante varios años y te sientes frustrado por la falta de desarrollo profesional. Probablemente, la última vez que pensaste en empezar una búsqueda de empleo, haya sido para ser contratado en tu puesto actual. Esto podría haber sido hace años, así que la idea de embarcarse en una nueva búsqueda puede resultarte un poco desalentadora en estos momentos.

Por otro lado, tu mentalidad habrá cambiado a medida que te hayas ido integrando cada vez más en la cultura de tu empresa. Existen más obstáculos emocionales que superar en estos casos ya que desarrollamos un sentido de lealtad y perdemos de vista nuestras aspiraciones profesionales, comenzamos a temer al cambio e incluso a dudar de nuestras capacidades. Estas inseguridades, a menudo, son producto de permanecer en una empresa durante mucho tiempo, y probablemente es lo que te ha impedido buscar un nuevo rol.

Si esto te suena familiar, en Hays México te ofrecemos los siguientes consejos que te ayudarán a superar estos temores y comenzar tu búsqueda con éxito:

1) Eres leal y te sientes obligado a quedarte: ¿Temes a la idea de entregar tu aviso? Es fácil apegarse a una empresa, especialmente una vez que generas vínculos con los compañeros y la cultura. Puedes sentir un sentido de pertenencia y lealtad hacia tu gerente y tus colegas, y no te gusta la idea de abandonarlos. Puedes superar esto, pensando en cómo llegaron a donde están. Hicieron lo que era correcto para ellos, y necesitas seguir su ejemplo. Recuerda, estaban bien antes de que te unieras a la compañía, y volverán a estar bien. Tienes que tomar tus decisiones profesionales independientemente de las necesidades de tus compañeros de trabajo. Recuerda que puedes mantener el contacto. El hecho de que ya no trabajes con ellos, ¡no significa que no puedas verlos en tu tiempo libre! No permitas que esto te impida comenzar tu búsqueda de trabajo.

2) No sabes lo que quieres: Otra cosa que te detiene podría ser la confusión sobre lo que realmente quieres de un trabajo. Después de haber desempeñado tu función actual durante tanto tiempo, es posible que tu trabajo se vuelva repetitivo y simplemente sigas los pasos sin preguntarte realmente si lo disfrutas y qué es lo que realmente te apasiona.

A lo largo de nuestras carreras, debemos ser puntuales para pasar por un proceso de eliminación, debemos evaluar lo que hacemos y lo que no queremos de un rol a través de nuestras experiencias profesionales. Reflexiona sobre tu viaje hasta el momento y pregúntate: ¿qué disfrutas de tu función actual? ¿Qué no disfrutas? ¿Lo que te motiva? ¿Dónde te ves dentro de cinco años? ¿Qué tipo de tamaño de empresa e industria prefieres? Saber lo que quieres te motivará a comenzar a buscarlo, y definitivamente ayudará a darle forma a tu búsqueda de trabajo.

3) Estás cómodo y temes al cambio: Mientras más tiempo hayas estado en la empresa, cada aspecto comenzará a sentirse más familiar y cómodo. Por mucho que esto te haga establecerte, también te está haciendo temer los cambios implícitos. Sin embargo, no deberías simplemente quedarte en un lugar porque tienes miedo de lo desconocido. Pasarás la mayor parte de tu tiempo en el trabajo hasta que te jubiles, por lo que es importante basar tu elección en razones más sólidas que esta. ¿Cómo puedes superar este miedo? Comienza mirando empleos. Al leer las descripciones de las funciones en nuevas y emocionantes compañías, puedes comenzar a sentirte más positivo acerca de las nuevas oportunidades. Te darás cuenta de que existe un mundo de posibilidades fuera de tu empresa actual.

Otra buena manera de modificar tu enfoque para el cambio es realizar pequeños ajustes en tu entorno de trabajo actual. Si es posible, trabaja desde una oficina diferente, o incluso desde un escritorio diferente. Habla con un colega con el que no has hablado antes. Aprende una nueva habilidad. Pronto comenzarás a sentirte más adaptable y capaz de aceptar el cambio.

4) Te falta confianza en ti mismo: Una vez que has desempeñado un rol por un tiempo, es fácil para ti y para otros dar por sentado tus talentos y habilidades. Por lo tanto, es posible que no hayas recibido ningún elogio que aumente la confianza en mucho tiempo. Además, si no has solicitado nada por años, no habrás tenido que venderte recientemente y, por lo tanto, pensar positivamente en ti mismo en la preparación. Comienza por actualizar tu CV. Habla sobre los proyectos, los cursos de capacitación y los resultados que has logrado. Esto te recordará todo lo que has conseguido.

Conéctate con empresas de reclutamiento como Hays México. Un reclutador aumentará tu confianza. Leen tu CV por primera vez y te indican las habilidades que olvidaste que tenías. En resumen, prepararse mentalmente para una búsqueda de trabajo, especialmente si has estado en tu rol durante mucho tiempo, es clave. Los obstáculos anteriores son completamente normales en esta situación. Aplica los consejos y no dejes que las inseguridades te impidan avanzar en tu carrera profesional.

Regresar al menú principal