Autores

¿Trabajas en el sector farmacéutico y quieres cambiarte al de dispositivos médicos? ¡Toma nota de estos consejos!

540x300-LS2MD.jpg

A primera vista, las industrias de dispositivos médicos y farmacéutico pueden parecer similares, pero cuando se realiza un análisis más detallado, se puede determinar que, sin duda, se trata de especialidades con particularidades únicas y diferentes.

Ricardo Reyes, Team Leader de la especialidad de Life Sciences en Hays México, señala que, tradicionalmente, las compañías de dispositivos médicos prefieren candidatos con experiencia en su propia industria, debido a las diferencias en las descripciones de los puestos, el estilo de vida y los paquetes de remuneración que existen en la industria farmacéutica.

Sin embargo, de acuerdo con Reyes, las compañías de dispositivos médicos ahora están empezando a considerar a los candidatos con experiencia en el sector farmacéutico, por lo que, si eres un profesional que está pensando en iniciar una carrera en esta industria, es importante tomar en cuenta y hacerte las siguientes preguntas:

1) ¿Cuáles son tus estudios? Debido a que los dispositivos médicos son de naturaleza técnica, el conocimiento científico práctico es altamente apreciado. Una formación académica relacionada a ciencias de la salud (conocimientos de anatomía y fisiología) es deseable. Para la industria de Diagnóstico y equipos de laboratorio (un mercado en crecimiento dentro del mercado de dispositivos médicos) se prefiere un título en analítica, biología molecular o microbiología, junto con la experiencia de laboratorio.

2) ¿Cómo te gusta el día a día en el trabajo? Los representantes de ventas en la industria farmacéutica generalmente invierten su día haciendo visitas a médicos y generando acceso en hospitales públicos y privados. Los representantes de dispositivos médicos, por el contrario, pueden trabajar todo el día en un hospital, educando y capacitando al personal clínico sobre el uso de los dispositivos, y dependiendo del producto, incluso se les puede pedir que asistan durante la cirugía para instruir al médico sobre la técnica óptima del mismo; además es frecuente que hagan guardias los fines de semana para atender las urgencias que se puedan suscitar y apoyar al médico durante el procedimiento.

3) ¿Tienes disponibilidad de viajar? Los profesionales de ventas de productos farmacéuticos generalmente se responsabilizan de un área geográfica específica y regresan a sus hogares al final del día. Es probable que los territorios de los representantes de dispositivos médicos sean determinados por los hospitales a los que dan servicio, por lo tanto, se les puede pedir que viajen regularmente.

4) ¿Eres ambicioso? La capacidad de los médicos para realizar su trabajo depende de la adquisición de los dispositivos médicos más adecuados y de su uso correcto. Por lo tanto, los profesionales de dispositivos médicos están altamente solicitados e incluso pueden ser llamados fuera de las horas laborales por un médico para recibir orientación sobre el uso de un producto. Una de las misiones más importantes es cultivar y construir la confianza con los médicos.

5. ¿Estás dispuesto a aceptar un menor salario? Los salarios base para compañías de dispositivos médicos comienzan típicamente entre 30% y 45% más bajos que para compañías del sector farmacéutico. Esto se compensa con las comisiones mucho más altas que se pueden generar, pero que requieren más tiempo para acumularse. Esto típicamente ha sido una barrera para el movimiento entre las dos industrias. Si bien estas observaciones generalmente se aplican a las posiciones en ventas, está claro que el carácter distintivo del mercado de dispositivos médicos afectará las descripciones de los puestos y las condiciones de trabajo en todos los ámbitos. Comprender las diferencias clave entre las industrias es un buen punto de partida si estás interesado en un cambio. 

Regresar al menú principal