Autores

Ya te han contratado para tu nuevo puesto...
¿Cómo puedes dejar una buena impresión en tu trabajo actual?

negocios2_540x300

Después de meses de búsqueda, solicitudes y entrevistas, finalmente te han ofrecido una oportunidad de trabajo increíble. El contrato está firmado con tu nuevo empleador; lo has notificado en tu trabajo actual, por lo que ahora puedes relajarte... ¿correcto?

Las últimas impresiones sí cuentan

Durante el tiempo que has trabajado con tu empleador actual, seguramente habrás trabajado duro para construir una marca y reputación profesional. No lo dañes ahora disminuyendo la calidad o cantidad de tu trabajo. Después de todo, la forma en que te comportes en las próximas semanas seguramente te dará una idea de cómo serás recordado una vez que te hayas ido.

Esto, a su vez, determinará si te alejas de este trabajo con la puerta abierta, o si se cierra firmemente. Incluso si no quieres regresar, debes contar con una buena relación con tu gerente por el bien de las futuras referencias y tu reputación. Además, la relación con tus compañeros también es importante, ya que nunca se sabe cuándo pueden cruzarse nuevamente los caminos profesionales. Es muy posible que necesites que un ex colega te recomiende para un puesto, te presente con algún empleador o te informe acerca de oportunidades prometedoras en tu industria.

Tomando todo esto en consideración, ¿cómo puedes asegurarte de dejar una buena impresión en tu organización actual?

1. Explica las razones a tus compañeros: Puede ser difícil para un equipo escuchar que un colega se irá, especialmente cuando otras personas dan la noticia, como el gerente. Es por eso que es importante que te tomes el tiempo para explicar personalmente a tus colegas más cercanos por qué te vas. Al hacerlo, enfoca tus razones en los aspectos positivos de tu nuevo rol, en lugar de los negativos de tu actual.

Deja que tus colegas sepan cuánto has valorado tu tiempo trabajando juntos, y que te gustaría mantenerte en contacto. Una vez hagas saber que tu decisión de entregar tu aviso fue profesional, no personal, deberían felicitarte y estar dispuestos a mantener los lazos profesionales.

2. No permitas que tu rendimiento disminuya: En algunos aspectos, mantener tu marca simplemente significa que tu profesionalismo no disminuya después de entregar tu aviso; es decir, trabajar con un alto nivel, vestirse con inteligencia para el trabajo, ser puntual, responder rápidamente a correos electrónicos, no hablar negativamente a colegas o clientes sobre tu empleador, etc.

Sin embargo, también necesitarás utilizar este tiempo para atar los cabos sueltos y terminar los pendientes. Por lo tanto, siéntate con tu jefe y aclara exactamente qué proyectos y tareas necesitas completar y los plazos, y cuáles se entregarán a tu reemplazo. Estos planes deben compartirse con tus colegas para que todos estén conscientes y alineados. También agregar que si comienzas a ser excluido de las reuniones y los correos electrónicos a las que crees que deberías estar, dilo. Esto es necesario para que puedas trabajar tan efectivamente como siempre lo has hecho.

3. Mantén la puerta abierta: A medida que se acerca tu última semana, comienza a planificar tus despedidas personales y agradecimientos, especialmente a cualquiera que te haya ayudado en tu carrera o haya sido tu mentor. La gente se conmoverá de que te hayas tomado el tiempo para reconocerlos en tu historia de éxito. Recuerda conectarte en redes profesionales y, si corresponde, intercambiar detalles de contacto.

Hazles saber a estos colegas que esperas mantenerte en contacto, se fiel a tu palabra y visítalos regularmente después de su partida; desde felicitarlos por un éxito personal o de la compañía, hasta compartir un artículo con ellos que pueda serle útil. Si crees que es apropiado, también puedes escribirles una recomendación en LinkedIn. La clave es mantener la puerta abierta, ya que nunca se sabe cuándo podrías necesitar este contacto en el futuro.

Sí, un nuevo y emocionante trabajo está en el horizonte, y pronto habrá mucho trabajo por hacer para asegurar un comienzo sólido, pero solo porque hayas entregado tu aviso, no significa que deba caer tu rendimiento en tu empresa actual. Especialmente si quieres mantener tu red de conexiones, tu reputación profesional intacta y un equipo de colegas que dicen: "bueno, ¡has puesto el listón muy alto!"

Volver al menú inicial